EMOCIONES

El Atlas de las emociones: una guía indispensable

¿QUÉ ES?

El Atlas de las emociones es un proyecto llevado a cabo por Eve Ekman, junto a su padre Paul Ekman, como respuesta a la petición del Dalai Lama de elaborar un mapa claro de las emociones básicas del ser humano.

¿QUIÉN ES SU CREADOR?

Paul Ekman a petición de Dalai Lama.

Paul Ekman es un renombrado psicólogo de las emociones conocido las primeras investigaciones científicas que demostraron la universalidad de las expresiones faciales emocionales.

¿Dónde encontrar el Atlas de las emociones? Esta es la web http://atlasofemotions.org/. Está en inglés, pero si activas el traductor de tu explorador web deberías poder verla en castellano.

¿POR QUÉ LA CREARON?

Pues en palabras del Dalai Lama, In order to find the new world we needed a map, and in order for us to find a calm mind we need a map of our emotions. El objetivo es ayudarnos a ser conscientes de las emociones básicas universales:

  • Felicidad
  • Miedo
  • Tristeza
  • Ira
  • Asco

Cada emoción está representada por un color identificativo. Ekman usó esta misma metodología en la película de Pixar “Del Revés” (Inside Out). El azul, por ejemplo, simboliza la lágrima-tristeza, y el verde el color del brócoli-asco. Hablaré sobre esta película y las emociones representadas en otro artículo.

 
¿QUÉ ES LO MÁS INTERESANTE
DEL ATLAS?

En mi opinión, lo más interesante y práctico de esta herramienta interactiva es el concepto de conciencia emocional y el proceso de la emoción.

La conciencia emocional consiste en identificar las tres fases de la conducta emocional que nos permiten ver con claridad qué nos pasa y cómo respondemos.

EJEMPLO DE CONCIENCIA EMOCIONAL DE LA IRA

Este es un ejemplo del emotional awareness en una situación con la emoción de ira.

Situación de enfado sin conciencia emocional: un amigo se enfada contigo, tú te enfadas, discutís.

  1. Por qué surge la emoción. En esta primera fase de consciencia se intenta saber qué cosas hacen que surja esa reacción emotiva en nosotros; cuál es el disparador (trigger). En este momento podemos sentirnos limitados a lo que nos pasa sin saber por qué.

Los aspectos que pueden influir son tres:

  • circunstancias particulares de ese día: has dormido poco, tienes hambre, has tenido un mal día en el trabajo…
  • el evento o cosa que pasa: un amigo se enfada contigo
  • nuestra visión de la vida: experiencias previas, antecedentes personales, personalidad… hacen que te recuerden a un abusón de tu infancia.

2. Qué se experimenta cuando surge esa emoción. Tu cuerpo se tensa y te sientes atacado.

Saber qué nos pasa, qué reacciones psicofisiológicas tenemos y cómo nos sentimos ayudará a clarificar la percepción del momento y la situación. Esta fase es crucial para el siguiente punto.

3. Cómo respondemos ante esa emoción. Puedes… tomarte unos segundos, discutir, evitarlo. Estos son los ejemplos que Paul Ekman describe en la web, pero evidentemente pueden ser infinitas respuestas distintas. La conducta ante ciertos estímulos es variable según cada persona.

¿PARA QUÉ SIRVE LA CONCIENCIA EMOCIONAL?

La cuestión es, ¿cuántas veces has escuchado que tu reacción es incontrolable? Pues no lo es.

Identificando los pasos anteriores, aumenta el tiempo para pensar y ser consciente de lo que está pasando, y así poder elegir una respuesta más eficiente y menos condicionada.

Nosotros tenemos el control de nuestras respuestas

El hecho de ser conscientes de lo que pasa para dar la mejor respuesta al momento no es nada nuevo. La conciencia situacional (situational awareness, SA) se lleva desarrollando des de la segunda mitad del siglo XX sobretodo en el ámbito militar y de la aviación. Se trata del entrenamiento en la toma de decisiones y actuación inmediata en ambientes dinámicos y hostiles con un alto nivel de percepción y conciencia.

Para más información sobre este tema, escribiré un artículo específico sobre SA.

Todas las imágenes e información sobre conciencia emocional son de http://atlasofemotions.org/