Aunque pueda parecer que todos, de una forma u otra, tenemos claro lo que es una mentira, en realidad no existe una definición universal de lo que es una mentira. Puede parecer extraño, pero algo que a priori está tan claro, en realidad resulta ser un concepto interesante, abierto a un gran debate filosófico y académico. Según Mahon (2015), existen posiciones que consideran necesaria la intención de engañar.

En otros análisis de la mentira, no se considera necesaria para que haya mentira, la condición de que alguien tenga la intención de engañar (non-deceptionism): en algunos casos, se asume que, para que haya mentira, basta con que haya una enunciación no veraz (simple non-deceptionism); en otros, se exige que, además de formularse un enunciado no veraz, se dé la garantía de la verdad de lo enunciado o de la afirmación no veraz (complex non-deceptionism).

Tipos de mentiras según la intencionalidad de engañar

La gama de perspectivas analíticas sobre lo que una mentira es, no solo gira alrededor de la aceptación o no, de las condiciones propuestas por la definición tradicional de mentira. En algunos análisis, se contempla la intención que se persigue al engañar, o lo que se intenta conseguir a través de la mentira. Teniendo en cuenta este factor dentro de la ecuación, podemos distinguir entre diferentes tipos de mentiras, según la clasificación que propone Sorensen (2007).

Mentira descarada o bald-faced lie

En la mentira descarada es de público conocimiento que el hablante no cree que sea verdad lo que él mismo está expresando. Esto ocurre en los tribunales, por ejemplo, cuando un testigo miente por temor a las represalias, aun cuando la culpabilidad del acusado ha sido probada de más.

Un ejemplo reciente de mentira descarada, fue el discurso que Mark Zuckerberg realizó el 9 de Abril de 2018, ante el Congreso de EE. UU., con relación a la violación de la privacidad de los datos de los usuarios, en el caso de Cambridge Analytica.

Mentira de conocimiento (Knowledge lie)

Este es un tipo de mentira referente o relativa al conocimiento. Es decir, en este caso, no se emite una creencia falsa con la intención de engañar a otra persona. En este caso, se miente para que una persona o un grupo de personas, no tengan conocimiento de un tipo de información. 

Este es el tipo de mentira que se produce por parte de un grupo cuando trata de ocultar la identidad de uno de los miembros del mismo. Entonces, todos los miembros declaran ser esa persona que es buscada. De este modo, todos mienten para impedir que el receptor tome conocimiento de la identidad real de la persona que se busca.

Este ha sido un gran recurso que se ha empleado en muchos guiones cinematográficos, cuando los miembros de un grupo han mentido sobre su identidad, para que nadie pudiera determinar realmente quien era la persona buscada, que podía ser el líder, por ejemplo. Este es el caso de los integrantes de la banda de la conocida serie de La casa de papel.

Mentira de meta conocimiento (Metaknowledge lie)

Este es un tipo de mentira que se considera más sofisticada. Como vemos, mentir no es solo decir algo que no es cierto o que es falso. Mentir también puede ser negar algo de lo que se tiene pleno conocimiento. 

Un ejemplo muy sencillo y común es cuando se cubre a alguien de confianza que está dispuesto a hacer algo que no debería, por los motivos que fuere. La persona en cuestión es descubierta, y entonces nos preguntan, ¿Tú tenías conocimiento de esto? Si la respuesta a esa pregunta es no, es una mentira de metaconocimiento.

Como vemos, no hemos declarado un hecho falso. Lo que hemos hecho, es negar el conocimiento que teníamos respecto a algo.

Mentira de conocimiento común (Common-knowledge lie)

Este tipo de mentira, se produce en relación al grupo con el que se relaciona el individuo que miente, y está destinada a rebatir el conocimiento compartido por todo el grupo. Estas mentiras tienen como intención criticar o rechazar la validez de las ideas que cimientan las creencias compartidas del grupo en cuestión.

Mentira de desconocimiento (Acknowledgement lie)

Y por último, tenemos este tipo de mentiras, que comparten parte de su esencia, con las mentiras descaradas. Como se menciona al inicio de este artículo, una mentira descarada es aquella en la que el interlocutor miente, él mismo lo sabe, y todo el mundo también lo sabe.

Sin embargo, este tipo de mentira es sutilmente diferente, ya que aquí el emisor miente, pero porque niega públicamente que sabe algo, que realmente sí sabe. Un ejemplo mundialmente famoso de este tipo de mentira fue el escándalo Watergate. 

En 1972, cinco hombres contratados por fuentes cercanas al gobierno de Nixon fueron pillados in fraganti intentando colocar micrófonos para espiar las oficinas del partido demócrata, su rival. Cuando empezó a relacionarse su nombre con el de los acusados, Nixon negó categóricamente tener conocimiento sobre ese particular incidente.

La comunicación no verbal y la mentira

Mentir ha resultado ser un concepto filosóficamente complejo de definir. Quizá por la cantidad de matices que componen una mentira, o por la variedad de ángulos y posiciones desde los que se pueden determinar las bases de los análisis para definirlas. Sin embargo, la comunicación no verbal ofrece herramientas útiles y fáciles de aprender, para identificar indicadores conductuales relacionados con el engaño.

De esta forma, aunque la filosofía no determina una definición universal para la mentira, la ciencia sí ha identificado actitudes y comportamientos verbales y no verbales que acompañan comúnmente a la expresión de mentiras.  El resultado es la habilidad para construir una sociedad más transparente y segura.


Un comentario

  1. Si van a mentir, no se rasquen la nariz, ni cualquier parte de la cara 🙂
    Mark Zuckerberg no lo hizo porque está bien asesorado.
    Buen artículo (de verdad, no es mentira :p )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *